Colaboradores

Esta página está en preparación, a la espera de que los tales (que no los cuales, no vaya y se mosqueen) me den autorización para desvelar sus nombres o las referencias a otros con quienes estuvieron de alguna manera relacionados.

Ejemplo: Don Gabriel, que por estar fallecido - según puede verse en el bodegón de las perdices de Adoración López - sin descendencia no hay peligro de que sus deudos me demanden.

Pero ya advierto de que sólo es un ejemplo de los muchos que podrían ponerse y se pondrían de no existir el peligro de que pudiese tener yo problemas ni con los vivos ni con sus correspondientes deudos; y de que por eso, y no por cualquier otra circunstancia o motivo que ni por asomos se me está pasando por las mientes de momento al menos, es por lo que decidí culparlo a él de ser el valga la redundancia "culpable" de que Lola, que le sentó por cierto muy mal lo de la aspiradora justo cuando lo de la señora que cerró el libro y apagó la tele no llegó a decirle al marido que... Pero eso voy a dejarlo así  porque para que ser "una" quién diga ni cuente cuando, con tan sólo acudir al Baulito de Valentina y abrir la bolsa de cuadros escoceses que se muestra más abajo, podrá leer el lector con sus propios ojos, todos (o una gran parte de ellos) los post-it de Lola; y comprender con su propio criterio o raciocinio.